Boletín 50

BOLETÍN DE LA SANTA CRUZ


JULIO 2014-N°50

Muy estimados amigos y benefactores,

En este momento dramático de la vida de la Iglesia, momento en donde la crisis, prolongándose, toma aspectos completamente inesperados, hay que, más que nunca, llevar a cabo el buen combate de la fe católica con ánimo y valor.

¿Quién hubiera podido creer que un día los benedictinos, capuchinos y dominicos de la Tradición tuvieran a sus candidatos retardados para su Ordenación o amenazados de serlo por haber mantenido una conducta que el mismo Monseñor Lefebvre aconsejó y siguió? ¿Quién hubiera podido creer que uno de los cuatro obispos consagrados por Monseñor Lefebvre sería expulsado de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, siendo que su posición en la crisis actual permanece más fiel a la enseñanza y a las directivas prácticas de Monseñor Lefebvre que Menzingen? ¿Quién hubiera podido creer que antiguos sacerdotes como los padres Faure, Pivert, de Mérode como tantos otros, se encontrarían un día fuera de la Fraternidad para seguir siendo fieles a las orientaciones de Monseñor Lefebvre? ¿Quién hubiera creído que no solamente los sacerdotes, sino también los laicos, entre los combatientes de la primera hora, serían tratados de manera semejante por las mismas razones?

Todo esto es para hundirnos en la angustia y paralizarnos en la acción a realizar para continuar la obra de restauración católica.

Pero no hay que sucumbir a esta tentación. Hay que volver a partir al combate como Monseñor Lefebvre, siempre lleno de ánimo en medio de las peores dificultades. Imitemos aquellos que nos han precedido, incluso si no somos numerosos, recordemos la visión con la cual el profeta Eliseo fue beneficiado, él, que había orado al Señor de mostrar a su servidor que los que estaban con él eran más fuertes y más numerosos que los que estaban en su contra:

« Y el Señor abrió los ojos de su servidor y él vió, y he aquí que la montaña estaba llena de caballos y de carros de fuego en torno a Eliseo” (IV Reyes VI, 16).

Será lo mismo para nosotros, si permanecemos fieles a la enseñanza y a las directivas de aquel gracias al cual las puertas del Infierno no han prevalecido.

Padre Prior



DOCTRINA

Una recensión anónima acreditada por Menzingen le reprocha al libro del Padre Pivert « Nuestras Relaciones Con Roma » de centrar indebidamente el combate de Monseñor Lefebvre sobre la cuestión de Cristo Rey.

Pero fue el mismo Monseñor Lefebvre que lo afirmó, como lo podemos ver en este pasaje:

« He aquí lo que constituye nuestra oposición y es la razón por la cual no existe posibilidad de entenderse. Y no es tanto la cuestión de la Misa, dado que la Misa es precisamente una de las consecuencias del hecho que quiso acercarse al protestantismo y, por ende, transformar el culto, los sacramentos, el catecismo, etc…

La verdadera oposición fundamental es el Reinado de Nuestro Señor Jesucristo. Opportet Illum regnare, nos dice San Pablo, Nuestro Señor vino para reinar. Ellos dicen no, y nosotros decimos sí, con todos los papas”.

(Mons. Marcel Lefebvre, “La Iglesia Infiltrada por el Modernismo”, Ediciones Fideliter – 1993 – pág. 70).

¿Ha cambiado Menzingen de posición? Nosotros queremos conservar la doctrina y las directivas que Monseñor Lefebvre nos legó porque él es el eco fiel de la Tradición.

Que se relea « Le Destronaron ». Todo está allí. El solo título nos muestra el lugar de Cristo Rey en el combate de Monseñor Lefebvre.

Hay que decir más que eso. Cristo Rey no solamente fue el centro de las dificultades entre Monseñor Lefebvre y Roma liberal. Cristo Rey es el centro del drama de los tiempos modernos. ¿Por qué fue guillotinado Luis XVI? ¿Por qué la Vendée fue devastada, los Estados Pontificios ocupados, García Moreno asesinado, los Cristeros aplastados, quince mil sacerdotes, religiosos y religiosas martirizados en España y la libertad religiosa proclamada en el Vaticano II por solicitud de la organización judía B’nai B’rith? Finalmente, ¿Por qué Nuestra Señora pide la Consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado sino para que su divino Hijo reine sobre el mundo entero? “No queremos que Él reine sobre nosotros”, gritan los impíos. Nosotros, al contrario, decimos: “Que venga tu Reino”. Este es el centro de combate de Monseñor Lefebvre y de toda la Iglesia de la cual Monseñor Lefebvre fue el hijo más digno, fiel y devoto.

* * *


¿Dos Iglesias?


Algunos minimizan la crisis actual tratando de borrar la distinción entre Iglesia Católica e iglesia oficial. Por supuesto que Nuestro Señor fundó una sola Iglesia, pero ésta se encuentra ahora ocupada por sus enemigos. Escuchemos de nuevo a Monseñor Lefebvre citando a León XIII y a San Pio X en su libro “Le Destronaron”. Estas citas nos ayudan a mejor darnos cuenta de esta realidad tenebrosa que es la Contra-iglesia que se instaló en la Iglesia Católica. Es un misterio, el misterio de iniquidad.

“He aquí que astutos enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, Esposa del Cordero Inmaculado, le han dado a beber ajenjo, han puesto sus manos impías sobre todo lo que hay en Ella de deseable. Donde fueron establecidas la Sede del bienaventurado Pedro y la Cátedra de la Verdad, como una luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la dominación de su impiedad; a fin de que, una vez golpeado el pastor, puedan dispersar el rebaño”.

(Pequeño exorcismo de León XIII citado por Mons. Lefebvre –Le Destronaron- Ediciones Fideliter – 1987 – pág. 151)

Citando a San Pio X, Monseñor Lefebvre recuerda los pasajes memorables de la Pascendi:

«…se ocultan, y esto es precisamente objeto de grandísima ansiedad y angustia, en el seno mismo y dentro del corazón de la Iglesia. Enemigos, a la verdad, tanto más perjudiciales, cuanto lo son menos declarados».

«…. en nuestros días el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto más inevitable cuanto más a fondo conocen a la Iglesia. Añádase que han aplicado la segur, no a las ramas ni tampoco a débiles renuevos, sino a la raíz misma; esto es, a la fe y a sus fibras más profundas».

(San Pio X, Pascendi, citado por Monseñor Lefebvre – Le Destronaron, págs.153 et 154).

Las « canonizaciones » de Juan XXIII y de Juan Pablo II confirman lo que acabamos de decir. El enemigo está en la plaza. Monseñor Lefebvre lo denunció y nos preservó de él. Otro espíritu anima a algunos en la Tradición. Este otro espíritu no es el de Monseñor Lefebvre. Es por eso que nosotros lo rechazamos.

PIO IX Y EL LIBERALISMO CATÓLICO


Siempre es benéfico tener presente en el espíritu las advertencias de los Papas sobre el peligro del liberalismo que nos acecha en todo momento. No es suficiente estar en la Tradición para estar exento del peligro de pactar con este liberalismo.

Escuchemos a este santo y gran pontífice hablando a los peregrinos franceses de la diócesis de Nevers en 1871:

« Queridos hijos, mis palabras deben decirles lo que tengo en mi corazón. Lo que afije a vuestro país y le impide merecer las bendiciones de Dios, es esta mezcla de los principios.

Yo hablaré y no permaneceré en silencio; lo que temo no son esos miserables de la Comuna de París, verdaderos demonios del infierno que se pasean por la tierra. No, no es eso; lo que temo es esta desgraciada política, este liberalismo católico que es el verdadero flagelo. Lo he dicho más de cuarenta veces, se los repito a causa del amor que les profeso. Sí, es este juego… ¿cómo se dice en francés? Nosotros en italiano lo llamamos “altalena”. Sí, justamente, ese juego del balancín que destruye la religión. Sin duda hay que practicar la caridad, hacer lo posible para atraer a los que se han apartado; sin embargo no se debe compartir sus opiniones. Pero yo no quiero prolongarme en mi discurso, mis fuerzas y mi edad no me lo permiten”.

(Barbier, tomo I Historia del Catolicismo Liberal y del Catolicismo Social en Francia, pág. 214)

Este juego del balancín (o columpio), es una tentación permanente para la Tradición. ¿No es este juego el que perdió a Dom Gérard y a Campos y a tantos otros? Se quieren entender con Roma sin tener en cuenta las advertencias de Monseñor Lefebvre y las lecciones de la experiencia y se termina por ceder en algo para agradar. Y así, se entra en el juego del balancín que destruye la religión.

Monseñor Lefebvre y Monseñor de Castro Mayer no entraron en este juego. No entremos nosotros tampoco.

Jamás se debe abandonar los principios, y entre los principios están las condenaciones hechas por los Papas, condenaciones que caen sobre el Vaticano II, el atraco del Vaticano II, como decía Monseñor Lefebvre.

No hay que dudar en esto. Mantengamos firme lo que hemos recibido y transmitámoslo a los más jóvenes. Tradidi quod et accepi. La doctrina, pero no solamente la doctrina. También la experiencia, la de San Pio X y la de Monseñor Lefebvre que comprendieron el juego del enemigo. Conservemos el fruto de esta experiencia y apliquémosla a la situación actual pues son los mismos falsos principios que inspiran a aquellos que están al mando en Roma. Las últimas “canonizaciones” lo prueban. Es una caridad el advertir a nuestro prójimo de no caer en la boca del lobo. Que la Fraternidad San Pio X no haga estos acuerdos que acabarían poniéndola, con las manos y los pies atados, en las manos de los enemigos del reinado universal de Nuestro Señor Jesucristo. Que la Fraternidad honre a aquellos que, por su reacción, la preservaron de una caída, caída que desgraciadamente la acecha todavía. Incluso si no firma los acuerdos propiamente dichos, la Fraternidad San Pio X se comporta como si ella los hubiera ya firmado. Ella hace el juego al enemigo al castigar a sus hijos más devotos y más fieles en el combate de la fe. ¿Hasta cuándo actuará así? ¿Hasta cuándo Monseñor Williamson será deshonrado por la Fraternidad San Pio X, él, que probablemente salvó a Monseñor Fellay de un acuerdo en 2012 escribiendo la carta de los tres obispos de la Fraternidad a los superiores de la Fraternidad?

Oremos por los miembros de la Fraternidad San Pio X y por nosotros también. Quien está de pie cuide de no caer.

CRÓNICA

3 de febrero

El R.P. Prior, acompañado del hermano Plácido y del señor Deivid Naz partieron a Francia donde visitaron San Nicolás de Chardonnet, Avrillé, Bellaigue y Morgon, a los Padres Pinaud y Rioult en casa del señor M. Bonnet de Viller y a algunas familias entre las más fieles antes de pasar el canal de la Mancha para reunirse con Monseñor Williamson, el Padre Pfeiffer, los fieles de Londres y de Middleland antes de hacer un salto hacia Irlanda y luego regresar a París para tomar el avión de regreso a Brasil.

17 abril

Monseñor Williamson que nos honró con su presencia consagró los Santos Oleos en el Monasterio, durante una ceremonia que exigió largas y numerosas repeticiones.

19 abril

Monseñor Williamson le dio una conferencia a los fieles y confirmó enseguida a veintinueve personas.

20 abril

La comunidad acompañó a Monseñor Williamson al estado de Bahia con el R.P. Jahir Britto y su comunidad, donde Monseñor re-ordenó bajo condición al Padre Marcelo Masi y le confirió el subdiaconado al hermano Lorenzo, fbmv y al hermano André osb y dio la confirmación a una decena de personas.

1o mayo

El R.P. Prior y el hermano Agustín partieron a Volta Redonda para los funerales de la señora Sonia Araujo Ferreira da Costa, madre de nuestro añorado Padre Ange.

13 mayo

Ceremonia de profesión en Anápolis con las Hermanas de Nuestra Señora del Rosario, donde nos dirigimos con algunos fieles.

2 junio

Visita del Padre Fernando Lopes donde las hermanas de Nuestra Señora del Rosario se ocupan de nuestra pequeña escuela San Benito-Santa Escolástica.

NOTA DEL MAYORDOMO

Estar en la Resistencia no es fácil. Lejos de eso. Los trabajos se intensifican y el ecónomo sabe de eso, mucho más cuando queremos agrandar nuestras instalaciones para tener más celdas y una segunda sala de cursos. Nuestra escuela también, de la cual se encargan las hermanas del Instituto Nuestra Señora del Rosario, solicita sin cesar los cuidados del ecónomo que hace todo lo posible para obtener lo que pueda faltar a nuestro presupuesto.

Hno. Mayordomo


Direcciones para correspondencia y para quien desee ayudarnos:

Soc. Civil Mant. do Mosteiro da Santa Cruz

Caixa Postal 96582

28610-974 Nova Friburgo – RJ

Brasil

Soc. C. Mant. do Mosteiro da S. Cruz

Banco do Brasil S.A.

Ag. 0335-2 – conta 5055-5

Praça Demerval Barbosa Moreira, 10

Nova Friburgo – RJ BRASIL

Código Swift: BRASBRRJRJO

Para accesar nuestra cuenta Paypal

vea nuestro sitio:

www.beneditinos.org.br

Cuenta Paypal del Monasterio: http://www.beneditinos.org.br/index.php?option=com_content&view=article&id=74&Itemid=104#para_nos_ajudar

#Boletines